Lourdes Rodríguez en VIVIENDO DESDE EL AMOR Y LA COMPASION por EL PROVINCIAL RADIO

Hola amigos cómo están? Alguna vez se cruzaron con personas que cuando te miran, cuando te escuchan, cuando se te acercan, tienen la capacidad de hacerte sentir que la realidad se transforma? ¿Que algo cambia? Es como la sensación de sentirnos a salvo.  Cuando eso nos ocurre es porque estamos frente a un sanador o a una sanadora.

Los sanadores son personas heridas que aprenden a curarse a sí mismas y al aprender a recuperar su salud adquieren la capacidad de curar a otros.

La vocación de ser sanador tiene que ver con la sensación del descontento, de no conformarse con lo que otros se conforman. Es un proceso espontáneo y natural.

Un sanador es alguien que siente sus heridas…que las enfrenta, que las llora, que las sangra…me preguntaron si un sanador tiene miedo. Si. Claro que tiene miedo. A veces se para ante él….lo mira de frente y continúa…; cuando no puede mirarlo de frente, lo sufre,…pero nunca lo niega.

El sanador herido se reconoce como tal al experimentar el eco al entrar en el mundo del otro. Es el otro, es el ayudado el que les hace sentir el eco de la vulnerabilidad que también les pertenece.

Tiene contacto con su experiencia y ese descontento lo lleva a la importante acción de reparar su alma.

Este proceso hace que los sanadores desarrollen un importante potencial de regeneración emocional y espiritual lo que les ayuda a su propia transformación. El sanador no se adapta, el sanador, transforma. Una vez que  conocen el camino son capaces de asistir a otros.

Carl Jung, discípulo de Freud  decía  que el autoconocimiento tiene como uno de sus objetivos fundamentales la integración de la propia sombra. La sombra constituye, en lenguaje metafórico, un oscuro tesoro compuesto por los elementos infantiles del propio ser, los apegos, los síntomas neuróticos y los talentos no desarrollados, los sentimientos difícilmente aceptados, los límites y zonas oscuras que, a primera vista, repugnan a la buena imagen que queremos tener y dar de nosotros mismos, los traumas experimentados en la propia biografía, los problemas sin resolver… Por eso, se los llama sanadores heridos. Amigos, recordemos siempre que un sanador no es alguien al que vamos para que nos cure, un sanador es alguien que despierta en ti tu propia conciencia para sanarte a ti mismo.

VIVIENDO DESDE EL AMOR Y LA COMPASION CON LOURDES RODRIGUEZ POR EL PROVINCIAL RADIO

Lunes, miércoles y viernes a las 21:00

Podes escuchar EL PROVINCIAL RADIO en www.provincial.com.ar o bajando la aplicación http://streaminglocucionar.com/portal/?p=17668

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here