El Ingeniero en Producción Agropecuaria, Andrés González, opinó sobre la modificación de la ley. Quien además se desempeña como Tesorero de la Sociedad Rural de General Pico se transformó en uno de los defensores en el debate legislativo que se inició y que que aplica distancias de prohibición de hasta 500 metros en torno a las zonas pobladas.

En diálogo con bichosdecampo.com dijo resalto el “nivel de diálogo fluido” que existe para el tratamiento del proyecto de ley del gobierno pampeano, remarcó que hay omisiones que son graves a juicio del sector rural, y que no deberían faltar en una nueva normativa para que la producción pueda convivir con la defensa de la salud y el ambiente.

González también se quejó de que “el nuevo proyecto de ley no menciona a las BPA- Buenas Prácticas Agropecuarias-, y no diferencia tampoco las bandas de toxicidad de los productos que se utilizan. Por eso en este punto, proponemos que entre los 100 y 500 metros del casco urbano, al aplicar se usen productos de bandas azul y verde”.

Además, el ingeniero fustigó que “otro gran error es que, por definición, nombran a los fertilizantes e inoculantes dentro de los plaguicidas, lo cual no es correcto”.

Respecto de las distancias de aplicación que se quieren fijar (500 metros para las aplicaciones terrestres y 3.000 metros para las aéreas), el agropecuario cuestionó que “no dejan bien claro hasta dónde llega el área urbana. ¿Entonces qué base científica tiene el gobierno para establecer esas distancias?”.

González destacó estudios de la Red BPA, que nuclea a 50 instituciones públicas y privadas, la cual realizó 39 jornadas de capacitación y en todas ellas, mostró estudios de deriva tras la aplicacion de productos fitosanitarios. “Para aplicaciones terrestres la misma tuvo un promedio de 9,70 metros, y para aplicaciones aéreas fue de 45 metros. Esa es nuestra base científica”, destacó.

Asimismo, recordó que “en agosto de 2019, la red BPA hizo una jornada en conjunto con el gobierno de La Pampa y organismos privados, en donde se demostró que la deriva en aplicaciones terrestres fue de 0 metros y en aéreas de 40 metros”.

“No es cuestión de decir o la salud o el ambiente o la producción. Se pueden hacer las tres cosas en sana convivencia. Lo importante es que hay un principio de acuerdo en este debate, y es coincidir en que este tema es perfectible. El proyecto se puede mejorar de modo tal que conforme al gobierno, a la sociedad, a los productores y empresas proveedoras de insumos”, concluyó.

EL PROVINCIAL es una realización de PROA AL FUTUTO RADIO, Marcelo Muchi y Ricardo Ferradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here