En conferencia de prensa el Centro de Patrones Fluviales junto a los Sindicatos Fluviales Argentinos demandan la “urgente intervención” de la Subsecretaría de Puertos para que se cumpla con el “discurso del gobierno nacional de generar una reactivación en la actividad marítima y fluvial y evitar que los barcos argentinos cambien a la bandera paraguaya”.

Los tres sindicatos fluviales argentinos, SOMU, SICONARA y Centro de Patrones explicaron su posición respecto a la conflictiva situación que se vive con respecto a la decisión de la empresa de capitales argentinos Maruba de cambiar la bandera del remolcador de empuje Piray Guazú de Argentina por Paraguay.

JULIO GONZALEZ INSFRAN, SECRETARIO GENERAL DEL CENTRO DE PATRONES Y OFICIALES FLUVIALES, DE PESCA Y DE CABOTAJE MARITIMO DIALOGÓ CON MARCELO MUCHI EN PROA AL FUTURO RADIO POR EL PROVINCIAL RECLAMO “MEDIDAS URGENTES PARA QUE SE OPERE EL RENACIMIENTO DE LA MARINA MERCANTE ARGENTINA”.

El Centro de Patrones propone la conformación de un Eje Geopolítico Fluvial – Portuario Argentino – Boliviano para las vías fluviales. El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos que dirige Raúl Durdos, los Maquinistas del Sindicato de Conductores Navales que tiene al frente a Armando Alessi y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo que conduce Julio González Insfrán rechazaron la intención de la empresa Maruba de migrar desde el Registro de Buques argentino y embanderar al remolcador de empuje Piray Guazú en el Paraguay; además exigen al gobierno nacional la implementación de medidas urgentes para que se opere el renacimiento de la Marina Mercante Argentina. Por ello, instaron al Ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni y al Subsecretario de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante, Leonardo Cabrera Domínguez a dar cumplimiento a los compromisos asumidos oportunamente en la reactivar la actividad marítima y fluvial de la República Argentina.

Del encuentro con los periodistas participaron (de izq a der) Jorge Badaro, Secretario General de la Asociación de Capitanes y Baqueanos Fluviales; Julio González Insfrán, Secretario General del Centro de Patrones; Angel Raimundi, Secretario Gremial de Conductores Navales; y David Villalba, Secretario Adjunto del SOMU.

En la exposición brindada por los tres gremios nombrados ante los periodistas se destacó el pedido de una disminución de impuestos que deja fuera de competitividad a las bandera nacional en materia naviera. Y se preguntó ¿por qué Argentina navega a la deriva en materia fluvial y marítima?.

Angel Raimundi, Secretario Gremial de Conductores Navales

Recordemos que a fines de 1994 se firmó el Tratado de la Hidrovía Paraná – Paraguay, se conformó el “Eje Geopolítico Panamericano”, integrado por Brasil como proveedor de cargas – cereal -, Paraguay – encargado del transporte de dicho cereal con su flota fluvial -, Chile – el gran operador regional de los intereses anglo americanos – y Uruguay – que puso a disposición parte del Río Uruguay con Nueva Palmira como salida post oceánica de esos cerealeros -.

Jorge Badaro, Secretario General de la Asociación de Capitanes y Baqueanos Fluviales

Es necesario destacar que el cereal que transporta la flota fluvial paraguaya y se exporta por Nueva Palmira y por los puertos argentinos de ROSAFE pertenece a cuatro grandes corporaciones mundiales, denominadas ABCD, responsables de fijar los precios internacionales de alimentos básicos como arroz, trigo, soja y maíz, entre otros. Las empresas ABCD, son ADM, Bunge, Cargill y Dreyfuss. Recordemos que el actual subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la República Argentina, Leonardo Cabrera Domínguez, fue empleado de Louis Dreyfuss. En lo que se refiere al transporte marítimo – portuario, el mismo conglomerado ABCD ha controlado históricamente el circuito logístico internacional entero de transporte granario y cuenta con infraestructura propia de acopio, elevadores, silos, puertos y flotas de embarcaciones comerciales graneleras. Con el nacimiento formal a fines de 1994 de esa fenomenal estrategia internacional de transporte fluvioportuario que es la “Hidrovía Paraná – Paraguay”, con la conformación del “Eje Geopolítico Panamericano” fundado sobre los intereses de los grandes oligopolios cerealeros internacionales se llevó adelante una maniobra, que desde el punto de vista geopolítico, se denomina “Juego de Influencias”. Este “Juego de Influencias” consiste en una operación diplomática mediante la cual los grandes intereses económicos – en este caso cerealeros del conglomerado ABCD – operan sobre estados considerados más chicos, como Paraguay (transporte fluvial) y Uruguay (plataforma portuaria post océanica), fortaleciéndolos frente a otro país significativamente más grandes – la República Argentina – para así neutralizar la libertad de acción de los mismos, en este caso en el denominado “Mapa Naviero Regional”.

¿Qué debería hacer Argentina para zafar de la varadura naviera en la que se encuentra?.

El máximo nivel de decisión gubernamental tendría que desplegar una Estrategia de Desarrollo de su Marina Mercante Fluvial, de Cabotaje Marítimo Patagónico y de Ultramar. En el campo fluvial, debería hacerlo respetando las “Reglas de Juego” internacionales oportunamente acordadas, es decir en el marco del Acuerdo de Transporte Fluvial por la Hidrovía Paraná – Paraguay firmado a fines de 1994. Por ello, la propuesta del Secretario General del Centro de Patrones, capitán fluvial Julio González Insfrán surge como una alternativa más que valedera en materia fluvial porque presupone defender los intereses navieros argentinos merced a la aplicación de una Estrategia basada en los intereses fluvio portuarios regionales en común que tenemos argentinos y bolivianos.

http://compromisofluvial.com/julio-gonzalez-infran-los-argentinos-debemos-ponernosde-pie-y-soberania-maritima-mediante-crear-un-eje-geopolitico-fluvial-con-bolivia-con-el-puerto-deibicuy-como-gran-exportador-del-con/

Con la constitución de un “eje geopolítico fluvio portuario argentino – boliviano”, nacería una gran oportunidad para el sector naviero argentino; desde el punto de vista sociolaboral fluvial argentino, un acuerdo en este sentido, permitiría que buques convencionales y remolcadores de empuje bolivianos, puedan ser tripulados por capitanes y oficiales fluviales, jefes y oficiales de máquinas más el personal de marinería y maestranza argentino. En tanto que la plataforma portuaria post oceánica del Eje Geopolítico boliviano – argentino sería el puerto entrerriano de Ibicuy

PROA AL FUTURO RADIO

Sábados 10:00

Domingos 21:00

Lunes 08:00

Martes 08:00

Miércoles 13:00

Jueves 11:00

Viernes 14:00

Podes escuchar EL PROVINCIAL RADIO en www.provincial.com.ar o bajando la aplicación http://streaminglocucionar.com/portal/?p=17668

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here