Por: https://www.campoenaccion.com/

El vivero El Aromito, ubicado en la Escuela Normal Rural Almafuerte de La Picada, contribuye a la reforestación de especies nativas de la provincia con un enfoque educativo.

“El proyecto surge en 2017, formulado en conjunto con el parque General San Martín, con el fin de producir plantas nativas de la zona del espinal y concientizar a tanto a los alumnos como a la sociedad sobre algo tan importante como es la conservación de nuestro medioambiente; además de producción para la venta. Los ingresos se destinan al financiamiento de las distintas actividades que se realizan en la escuela”, indicó Sergio Arévalo, ingeniero agrónomo y director del vivero.

Agregó además que durante los últimos años la producción ascendió a 2000 árboles anuales, entre los cuales se encuentran especies representativas del monte entrerriano como el ñandubay, el aromito, algarrobo blanco y negro, sen del campo, ceibo, y otras menos conocidas como el virajú; y que el deseo es no sólo ir superando esa cantidad mes a mes, sino también incorporar nuevas especies.

“Es un trabajo más bien artesanal: la mayoría de semillas que usamos vienen dentro de vainas o chauchas, por lo que tenemos que extraerlas de ahí con un alicate y seleccionarlas. De esa selección se hace generalmente un escarificado con una lija en un borde de la semilla para luego colocarla en agua”, expresó Arévalo cuando le consultamos acerca del modo de producir.

Algunas variedades, como el sen del campo, representaron un mayor desafío para el equipo de El Aromito: “Hicimos varias pruebas con diferentes temperaturas, diferentes tiempos en agua, también la escarificamos. Lo que aprendimos de esa semilla es que necesita un cierto tiempo, pasar de un año a otro, para que pueda comenzar la germinación”. “Cada semilla tiene su secreto”, confió.

Considerando la alta tasa de deforestación que presenta la provincia, este es sin dudas un proyecto de alta importancia ecológica. Existe una amplia diversidad de animales que necesitan de estos nichos ecológicos para poder reproducirse y conservar la especie, es por ello que destruir su hábitat natural conlleva el peligro de generar un desastre ecológico.

El director del proyecto deslizó que el primer impacto positivo que pudieron notar fue en los alumnos y en la misma comunidad educativa, como así también mucha gente se acerca a conocer el vivero: “Por ejemplo, vecinos de la zona se acercan a preguntar y se llevan un ejemplar, se va conformando una cadena. La difusión que posee nuestra escuela a nivel medios, al ser agrotécnica, es muy buena: afortunadamente la gente va leyendo, se va enterando y vamos captando su atención”, sintetizó.

Augusto Olivieri / Colaboración para Campo en Acción

Podes escuchar EL PROVINCIAL RADIO en www.provincial.com.ar o bajando la aplicación http://streaminglocucionar.com/portal/?p=17668

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here